SOLIDARIDAD

Los que me conocéis, sabéis que pienso la vida es un cúmulo de actuaciones y circunstancias variables que hacen que hoy estemos arriba y mañana podamos estar abajo. Nunca hay que olvidar que hay gente más necesitada que nosotros y que hemos de agradecer cada día las cosas buenas que tenemos en nuestra vida.

Por eso hay que vivir, sonreir y disfrutar de esos momentos únicos  que la vida nos regala. Únicos porque cada día es único en esencia, diferente al anterior e inolvidable porque esos momentos son los que se escriben en el Libro de nuestra Vida y hacen de nosotros lo que somos.

Desgraciadamente siempre hay cosas, que nos hacen no ser plenamente felices, como el Hambre, la Guerra, la Enfermedad, El maltrato en cualquiera de sus formas e independientemente de la víctima del mísmo, desde el maltrato infantil hasta el maltrato animal, mil causas oscurecen esta visión optimista.

Miles son las causas Solidarias, miles y todas igualmente respetables y elogiables, porque manifiestan esa necesaria empatía que todos deberíamos de sentir con nuestros semejantes.

Hago mucho incapíe en este punto, en el respeto a Todas las causas solidarias, porque en ocasiones los que defendemos una única causa caemos, en mi humilde opinión, en el gravísimo error de cuestionar la validez de las causas defendidas por otros, pretendiendo ser los únicos portadores de la verdad en orden a la verdadera Causa solidaria por la que hemos de luchar. Amigos, todas lo son y en el respeto hemos de encontrar la base de la felicidad que reporta precisamente esa acción solidaria.

Otro error común es tachar a los que defiende una causa como insensibles respecto a las demás. Porque alguien se solidarice con los refugiados no podemos entender que abandona a sus patriotas, o porque defendamos a las víctimas de malos tratos en la infancia significa que menospreciamos a los que se realicen a otros colectivos y desgraciadamente en esta sociedad tendemos a juzgar así. Por un caso que nos toca muy dentro, por maltrato animal, algunas personas critican que se ayuden a estos, habiendo tanto niño enfermo y tanto niño pasando hambre. ¿Quién defiende a los animales no puede colaborar con la infancia? Colaborar con comedores sociales, ¿te inhabilita para defender los derechos de los animales? Si defendemos el maltrato en la infancia , ¿ implica que nos olvidemos del maltrato a la mujer? ¿ Y al hombre?

Nuestra postura al respecto es muy clara, respetamos y apoyamos todas las actuaciones solidarias y sin duda nunca juzgamos esta colaboración. Ser defensor de una causa solidaria no te incapacita o insensibiliza para defender también otras, así que por favor, no hagamos que el ego sea el que hable incluso ante una actuación solidaria.

Dicho eso, desde que Cuídate Natur era solo un proyecto en nuestra cabeza  ya teníamos claro queríamos colaborar activamente en Causas solidarias y ayudar a personas necesitadas.

Son diversas las vías que hemos estudiado para llevarlo a cabo, muchas de ellas ya son una realidad.

A Través de los próximos artículos os iremos acercando al Proyecto solidario de Cuídate Natur, porque gracias a un poquito de cada uno, se consigue mucho para ALGUIEN.

 

 

Cuídate Natur,

¡¡¡Siente y Vive!!!