PROYECTO SOLIDARIO NEGRITO: POR LOS SIN VOZ.

Ya sabéis que uno de los pilares fundamentales de la filosofía de vida de Cuídate Natur es la defensa del mundo Animal.

Trabajamos solo con Cosmética 100% Natural. La mayoría de nuestros productos son Orgánicos, de Cultivo Ecológico y por supuesto respetuosos con el mundo animal y el Medio Ambiente.

Lo que para otras empresas del sector puede ser o no determinante para trabajar  con determinadas marcas, para nosotros es una premisa fundamental y de hecho, las casas con las que trabajamos respetan absolutamente a los animales y somos sus Distribuidores con Gran Orgullo en el Territorio Andaluz, siendo la prueba de que lo natural funciona y al mismo tiempo contribuimos a ese respeto que para nosotros en una filosofía de vida.

En este punto, decir que somos una empresa Amante de los animales, sería decir poco. No creemos haya nada más puro e incondicional que el amor que ellos sienten por nosotros.

En ocasiones las personas como nosotros, somos tachados de raros, pues amamos y tratamos como personitas a los animales. Pues sí… para quien tenga esa concepción, me confieso… debo de ser una loca de atar…porque los adoro, y para mí son parte de mi familia. No puedo describir mayor placer que retozar con ellos en mi cama, que me despierten dando besos y dormirme con ellos acurrucados a mis pies. Es simplemente indescriptible el amor que me dan y lo poquito que ellos me piden, solo quieren estar con nosotros, aunque estemos tristes, aunque tengamos un mal día…siempre a nuestro lado pase lo que pase.

El Proyecto solidario POR LOS SIN VOZ, tiene nombre propio en Cuídate Natur y se llama NEGRITO.

 

Negrito ES UNA HISTORIA DE AMOR, DE FIDELIDAD, DE ENTREGA, DE LUCHA Y DE SUPERACIÓN.

 

Negrito es ese típico caso que cuando lo conoces por las redes sociales, no puedes obviar, no puedes mirar a otro lado, que aunque no lo conozcas de nada, hace que el pecho se te encoja y vivas pensando en él, y repitiéndote mil veces, “ Por favor, que nunca me pase esto a mi…que a mis pequeños no les ocurra nunca esto…” el típico caso que nos haga cuestionar hasta que punto son humanos ciertos seres…ese caso que ves y no puedes ni dormir…que te hace levantarte deseando mirar el móvil y pidiéndole al cielo que ese angelito saque fuerzas de donde sea y luche, luche por vivir.

Su historia es una historia de lucha y superación, pero también de amor…un amor incondicional que le ha dado las fuerzas necesarias para permitirle luchar y volver a vivir.

Muchísimos conocéis su caso, muchísimos lo visitáis y conocéis personalmente y muchísimos sabéis lo que hemos sufrido para poderle dar la oportunidad de volver a Vivir. Duro ha sido todo ese difícil camino desde que decidimos darle una oportunidad a un cachorrito que lo único malo que hizo en su vida fue estar en el lugar menos oportuno y pretender jugar con los sádicos que se divirtieron con él viéndolo sufrir y agonizar. Duro por él, duro por nosotros y duro por el entorno que como siempre cuestiona la realidad o no de la historia, la realidad de su existencia, la realidad de su situación. Tuvimos que llegar al extremo de emprender acciones legales frente a todo aquel que lo cuestionaba e injuriaba respecto a la verdadera situación, porque injuriar nunca debe ser gratis, y dañar y perjudicar gratuitamente no debe de consentirse pues es un daño más a personas que de por sí, ya están sufriendo bastante. Duro por lo costoso de sus tratamientos, por los viajes incesantes durante un año y 3 meses a Sevilla. Y sobre todo durísimo  porque cada día te cuestionas sí es lo correcto, no porque tú lo dudes, sino porque siempre hay algún alma caritativa que está dispuesta a “regalarte” lecciones moralistas acerca de que lo mejor que puedes hacer por un “animal así ” es dormirlo…

Por eso entendemos lo difícil que son estas situaciones.

En las primeras visitas de las personas para conocerlo, al verlo siempre decían, “¿¿Pero de verdad está así??? De verdad le falta una pata…y las otras…ufff…están destrozadas…pero ¿Cómo puede mover el rabito así, con lo que le tiene que doler…?” Pues sí, desgraciadamente sí…y eso fue muy duro…mucho…pero poco a poco con la ayuda inestimable de muchas, muchas personas salió adelante.

Uno de sus peores episodios fué cuando necesitó un antibiótico muy difícil de conseguir para poder seguir luchando y cuando creíamos habíamos llegado al final…  ángeles de muchas partes de España lo consiguieron y él remontó y siguió luchando. Contra todo pronóstico lo conseguimos, pero lo conseguimos gracias a la unión de muchas personas que lo hicieron posible…nos faltará vida para agradecéroslo…

La ayuda de miles de personas, esa inestimable ayuda , hizo que nuestro esfuerzo y su lucha no fueran en vano. Gracias a la solidaridad y a esa familia que se generó en torno a Negrito, nuestro pequeño salió adelante. Desde ese día, seguimos aún más en el empeño de ayudar a las causas solidarias frente a los animales que lo necesiten. Cierto es que no podemos salvar por desgracia a todos, cierto es que no podremos cambiar el mundo, pero si todos ayudamos a uno, aunque solo sea a uno, estaremos cambiando su mundo y haciendo un mundo mejor.

Si quereis saber sobre Negrito y su historia aquí os dejo el enlace a su pagina:

https://www.facebook.com/Unas-patitas-para-Negrito-1592938697476573/

En esta línea y bajo esta premisa nace la acción solidaria de Cuídate Natur, NEGRITO: POR LOS SIN VOZ.

A través de esta acción recaudaremos ayuda, alimento, contribuiremos pagando facturas veterinarias y buscando hogar a los más necesitados. Para ello, el Euro solidario recaudado durante el mes, se destinará a la causa que ese mes hayamos designado.

De igual modo sacaremos campañas anuales de cesión de beneficios en favor de causas y casos particulares. Esos días Cuídate Natur donará los beneficios recaudados ese día en todas sus actividades a la causa NEGRITO: POR LOS SIN VOZ.

Para nosotros va a ser más que un orgullo contribuir a que algunos angelitos sean un poquito más felices, nosotros sin duda lo seremos…

Y por cierto… ¡¡¡Vivan los locos que amamos a los animales!!!

Lo que algunos llaman locura yo creo es precisamente recobrar la cordura…

 

Cuídate Natur

¡¡¡ Siente y Vive!!!